Un pedacito de Medellín en mi muñeca

Uno de mis objetivos durante Colombiamoda 2017 era encontrar algo que tuviera la esencia del viaje a Medellín y del evento. El último día, en el poco tiempo libre que tuve entre una pasarela y otra, decidí recorrer el Vogue Talents Corner en busca de una pieza que conjugara las características de mi aventura laboral en la capital antioqueña.

Al subir a la Caja de Madera, el espacio en Plaza Mayor destinado al showcase del talento patrocinado por Vogue, me encontré con una esquina con artefactos inusuales. Relojes y lentes de madera estaban en exhibición. Me acerqué, miré detenidamente cada una de las piezas y enseguida escuché la vocecita de mi alter ego shopaholic, incitándome a comprar algo.

Recordé que debía estar en modo ahorro y estuve a punto de darme la vuelta e irme, cuando de pronto un diseño captó mi atención. Se trataba de un reloj con flores en mi color favorito: el rojo. No pude contenerme las ganas de probármelo y en un abrir y cerrar de ojos ya lo tenía en mi muñeca. Y, aunque se ve muy lindo visualmente, lo que realmente me enamoró fue la historia detrás de su construcción.

Mistura es una compañía de Antioquia que se dedica a la confección de relojes hechos con materiales como la madera, la piedra y el cuero. Pero, esta pieza en específico guarda, como ninguna otra, la esencia de esta región colombiana. Las flores de su interior son hortensias de la zona de Santa Elena, un corregimiento rural de la ciudad de Medellín, que justamente había visitado el lunes de esa misma semana.

Es en ese mismo lugar en donde se plantan y conservan las flores que son usadas anualmente en la Feria de las Flores, que sucede justo al término Colombiamoda. Unos días antes Inexmoda nos había llevado al grupo de periodistas internacionales a conocer Santa Elena y ver de cerca una finca silletera, así que el significado de este reloj aumentó inmediatamente luego de conocer su procedencia.

Ahora en mi muñeca, una parte de Medellín se congela en el tiempo; y cumplí el objetivo de encontrar un souvenir de toda mi aventura en la ciudad de la eterna primavera.

 Una de las vistas de la finca silletera en Santa Elena.

Una de las vistas de la finca silletera en Santa Elena.