Ana Grethel Solís, una revelación en el teatro de Panamá

 Fotos: Jihan Rodríguez para Revista Ellas

Fotos: Jihan Rodríguez para Revista Ellas

En la obra Los últimos cinco años, Ana Grethel Solís hace el papel de Cathy Hiatt, una actriz que lucha por abrirse camino en el medio artístico. Este es su segundo papel protagónico en 2018. En julio le dio vida a Sandy en Grease. Mientras se prepara para presentar esta nueva obra musical a finales de este mes, Solís también se encarga de producir el espectáculo junto a Malky Zebede, la directora del proyecto.

A los cinco años fue parte del elenco de La novicia rebelde. “Desde chica me ha gustado cantar, bailar, actuar. Mis papás me contaban que hacía shows. Me creía Britney Spears”, recuerda entre risas. “En la presentación de fin de año de preescolar era a la que menos le daba pena y a la que más le gustaba”.

Pero su afición por la actuación y el canto llegó realmente en sus últimos años de secundaria. Antes creía que iba a ser bailarina.

“Nací en Estados Unidos y cuando me mudé a Panamá me inscribí en [la escuela de baile] Steps. Me encantaba. Yo iba a ser bailarina, pero no me fui por ese rumbo”, explica. “Lo que sí marcó un antes y un después en mi vida fue el programa de teatro de mi escuela, AIP Theater. Gracias a ellos encontré el teatro musical”.

Cuando audicionó para ese programa, se dio cuenta lo mucho que le gustaba el teatro. Fue ahí en donde protagonizó por primera vez un musical. Hizo de Tracy en Hairspray. “Estaba demasiado feliz. Recuerdo estar en la última hora de la escuela y cantar “Good morning, Baltimore!”, porque ya quería que se acabara el día para ir a los ensayos”.

En ese momento encontró su vocación.

17ago-entrevista4.jpg

Ana Grethel estudió en la Universidad de Virginia. Inicialmente se iba a especializar en los negocios. Sus padres le habían recomendado que estudiara esa carrera y que tomara el teatro como un pasatiempo.

“Pero entre más me metí a las clases de teatro, me dije que quería hacer esto”, destaca. “Al final mi licenciatura terminó siendo en administración de artes y teatro. Entonces pude complacer a mis papás y también hacer lo que yo quería”.

Complementó sus estudios de pregrado con cursos en Nueva York y Barcelona.

“Viajé un verano a Nueva York para un programa de conservatorio de teatro musical por tres meses”, cuenta. Tomó el curso en el Estudio de Actuación Stella Adler. “Eso fue un cambio en mi vida. Fui con el pensamiento de que si voy y me encanta, sé que lo tengo que seguir haciendo, si voy y no me encanta, sé que hay otras cosas también”.

Luego viajó a España para estudiar un semestre de teatro musical en Institute of the Arts Barcelona. “Las clases eran de 9:00 de la mañana a 9:00 de la noche. Canto, baile y actuación todo el día. Hicimos el musical Into the Woods, que es increíble, y pude hacer el papel de The Baker’s Wife”.

17ago-entrevista2.jpg

Aunque Ana Grethel estudió en Estados Unidos, se mantuvo conectada con la escena teatral de Panamá. En 2016 se tomó un semestre para participar de la producción panameña de Mamma Mia! e interpretar a Sophie Sheridan, la protagonista.

En 2017 hizo el papel de Amber Von Tussle, una de las antagonistas de Hairspray. La temporada se presentó en agosto en el Teatro En Círculo.

Desde que inició su carrera en las tablas, ha participado en varias producciones, tanto escolares como profesionales. Sin embargo, cuenta que aún tiene algunos papeles que le encantaría interpretar.

“Suena súper cliché, pero Eponine de Les Mis”, contestó al preguntarle sobre su papel soñado. “Otro, que siento que puedo morir feliz si la hago, es Nina Rosario, de In The Heights”.
“Mi papel frustrado, que jamás voy a poder hacer, es Judas, de Jesus Christ Superstar”, agregó entre risas.

Un nuevo proyecto

Ana Grethel descubrió Los últimos cinco años gracias a Malky, a quien conoció durante Mamma Mia! “Nos dimos cuenta de que nos gustaban los mismos tipos de musicales. Nos encantaba el teatro musical y éramos unas geeks de todo esto, y más que nada nos encantaba este musical, The last five years”, cuenta.

“Ella me enseñó a mí realmente. Yo sabía que existía, pero cuando lo empecé a escuchar de verdad, quedé obsesionada”, dice.

Desde entonces se convirtió en un sueño de ambas montar el musical.

“Pensamos que era un musical bastante pequeño. A nivel técnico no es tan elaborado como El fantasma de la ópera. ¿Por qué no lo hacemos nosotras? Puede ser nuestro primer proyecto juntas”, cuenta. Un día se decidieron y pidieron los derechos para ver qué pasaba. “Nos los dieron. Una cosa llevó a la otra y ahora lo estamos produciendo”.

Ana Grethel tomó Los últimos cinco años como su proyecto de tesis de la universidad. Mientras terminaba sus estudios, decidió enfocarse en la preproducción de la obra. Cuando volvió a Panamá, a finales de 2017, puso en marcha el trabajo que había realizado. “Desde enero estamos buscando los patrocinadores, haciendo el presupuesto, todo lo que tiene que ver con producir el show”.

 Foto y diseño: Malky Zebede

Foto y diseño: Malky Zebede

El musical explora la relación de cinco años entre Jamie Wellerstein, un escritor, y Cathy Hyatt, una actriz. La puesta en escena es un espectáculo a dúo en la que los personajes alternan sus puntos de vista. La historia del punto de vista de Cathy se cuenta en orden cronológico inverso, mientras que la de Jamie sucede de manera contraria.

En esta versión, Ana Grethel comparte el escenario con Marcos Reyna, quien también participó en la producción de Grease.

La obra se presentará en español. “La traducción la hicimos entre Marcos, Malky y yo”, cuenta la actriz. “Trabajamos en base a la traducción de México, que la acaban de montar hace poco”.

Trataron de apegarse lo más que podían a la esencia del espectáculo. “Como somos tan fanáticas del show, que es tan poético e increíble, queríamos que se mantuviera el significado de las letras. Trabajamos bastante en eso para que sonara bien y la métrica tuviera coherencia”, destaca.

“El musical es prácticamente cantado, así que nos asegurarnos de que se entienda la historia por las canciones”, agrega Ana Grethel.

Los últimos cinco años se presentará en el Teatro La Plaza del 31 de agosto al 15 de septiembre.