Teresita Orillac, desde su taller en Panamá

La diseñadora panameña radicada en Dubái, Teresita Orillac, nos habla sobre sus proyectos y su nuevo estilo de vida como mamá.

 Teresita con Emma Sofía, su hija de seis meses.  Oliver Meixner.

Teresita con Emma Sofía, su hija de seis meses. Oliver Meixner.

El diseño industrial de la tienda de Teresita Orillac hace contraste con las coloridas piezas que cuelgan de los percheros en cada esquina del lugar. La luz matutina que entra por los amplios vidrios de la fachada ilumina el espacio, que exhibe su línea de ropa ejecutiva T.O. Una serie de vestidos con estampados inspirados en el plumaje de aves exóticas resalta en un rincón. En el resto de la sala, el negro, el blanco y el turquesa se destacan entre las prendas que sostienen las perchas.

Con Emma Sofía en brazos, Teresita sale de la oficina para hablar con una clienta que espera medirse una de las piezas de la colección “En la selva”. Con un traje en tonos de azul, que imita el plumaje de una guacamaya, la esbelta mujer entra al probador de madera y cierra la cortina.

Mientras tanto, Teresita termina de arreglar a su bebé  antes de una sesión de fotos.
Los últimos tres años han sido de grandes cambios para la diseñadora. La celebración de su boda, la mudanza a Dubái  y el nacimiento de su hija son tres de los momentos que le han dado un giro a su vida.

 La tienda de Teresita en Panamá.  Oliver Meixner.

La tienda de Teresita en Panamá. Oliver Meixner.

Nuevos proyectos

Cualquiera creería que ser madre primeriza  y trabajar a nueve horas de diferencia con su equipo en Panamá es una tarea irrealizable. Pero con varios proyectos en marcha, Teresita demuestra lo contrario.

“Actualmente tengo tres proyectos andando”, comenta la diseñadora. 
Entre estos se encuentra una nueva colección de noche titulada “Quartz collection”. Los nuevos diseños tendrán dos estampados hechos por la marca e inspirados en fotos de cuarzos, así como una serie de tonos lisos.

“El último proyecto que tengo son disfraces para niños que actualmente estoy vendiendo en Amazon y que, en un par de semanas, comenzarán a venderse aquí en Panamá. También tengo nueva producción de ropa ejecutiva que estará participando en una feria de moda en Estados Unidos este año”, añade.

La línea de disfraces se llama “Joy” y fue lanzada a finales del año pasado.

Madre por primera vez

“Ella es una gitana, igual que yo. Va conmigo a todos lados”, cuenta  sobre Emma Sofía, su hija de seis meses.

“Yo voy a todos lados con ella en el cargador de frente, comprando telas, haciendo de todo. Por ahora se porta divino y espero que siga así. Por el momento todo es más divertido. Más complicado también, por supuesto. No hay que mentir. Hay que salir con tantas más cosas encima, y cerrar el coche y abrir el coche. Pero vamos bien”, agrega.

Aun estando embarazada, Teresita no dejó de trabajar. Ni siquiera después del nacimiento de Emma. 

“Definitivamente que fui más lento, pero nunca dejé de trabajar. Los primeros dos o tres meses de Emma me parece que logré trabajar más porque la tenía a ella sobre el escritorio en su cunita portátil o en el coche al lado mío, así que nunca dejé de trabajar por completo. La verdad, no sabría dejar de hacerlo, es parte del día a día”, confiesa.

Teresita llegó a Panamá el día antes de Navidad y se quedará hasta el 23 de enero. Según la diseñadora, al llegar “fue una corredera sin fin para que Emma pudiera conocer a la familia por todos lados”.

Durante su estadía en el país ha tratado de estar todos los días que ha podido en la oficina, después de ocho meses sin venir. Este tiempo lo ha aprovechado para terminar con su equipo la parte digital del lookbook de su nueva  colección de noche.


Esta nota fue publicada en la Revista Ellas del 20 de enero.

FashionIsaac MelamedComment